Aguardiente, el ingrediente importante de los tragos


En un país donde la industria azucarera, es una de sus principales fuentes agrícolas, surge una bebida que para muchos en el mundo es desconocida pero que en bares de entendidos ya saben de que se trata. De que hablo, del Aguardiente.

Día a día este delicioso destilado, que por mucho tiempo ha hecho parte de la vida de un 99.9% de colombianos, gana terreno a nivel internacional.

Afamados críticos, investigadores, historiadores y aficionados, reconocen nuestro alcohol estrella como una bebida única en el mundo, a lo que hemos reaccionado tardíamente en posicionarla en el mundo, como Perú lo hizo con el Pisco, México con el Tequila o como desde un principio al hablar de Escocia automáticamente se pensaba en Whisky.

Aún así el famoso *guaro, cada vez gana adeptos tanto a nivel local, como a nivel internacional debido a que las reconocidas fábricas de licores, tienen trazada la palabra «calidad» en sus procesos, lo cual transforma esta bebida en un producto noble y que gracias a las milenarias técnicas de manejo de destilados, esta se viene convirtiendo en un producto complejo y en un producto digno de mostrar y propio para disfrutar en geografías tan diversas como las colombianas.

Para terminar invito a la fábricas departamentales a que sigan en vía de darle complejidad a esta espirituosa bebida, invito a los sommelieres y meseros a pensar en maridajes con aguardiente, e invito a su consumidor a sacar la idea que se formó del aguardiente, al creer que está es una bebida para emborrachar, e introducir la imagen de un producto que armoniza perfectamente con nuestra gastronomía típica y que es tan propia como un vino para el francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *