Consejos de convivencia para roommates

Posted in Noticias de Cocina
at 2020.11.11
With 0 Comments

Ya sea dentro de la universidad o en cualquier otra circunstancia, a muchas personas en el mundo les toca afrontar la experiencia de compartir su habitación con una o más personas. Mientras que una parte de ellas está dichosa de conocer a nuevas personas y hacer amistad con ellas, muchas otras son reacias a la idea de compartir un mismo espacio con otras personas, sin embargo, no les queda de otra que aceptar la situación.

En todos los casos, las personas que comparten una habitación deben saber que el definir reglas de convivencia es un buen paso para evitar problemas a futuro o situaciones que generen incomodidad. A través del presente artículo, conoceremos algunos consejos que pueden servirnos para convivir tranquilamente con otras personas.

Así como lo señala el título de este artículo, las personas que comparten habitación contigo llegan a ser tus “roommates” o, por su traducción al castellano, “compañeros de dormitorio”. Son estas personas con las que, por un tiempo determinado, debes aprender a convivir no únicamente para llevarte bien, sino también para que te sientas muy a gusto y generes buenas amistades.

En esta oportunidad, sugeriremos algunos consejos como el buscar casinos en línea para aprender a jugar o el ayudarse mutuamente en la limpieza y el orden de la habitación para no sentir aburrimiento ni mucho menos algún sentimiento negativo contra la otra u otras personas.

Consejos para convivir entre roommates

No importa si se trate de roommates varones o roommates mujeres, todos por igual deben tratar de llevar la fiesta en paz, es decir, tratar de llevarse lo mejor posible, en caso de no conocerse o de no haber compartido el tiempo suficiente para hacerse la idea de compartir el mismo dormitorio.

A continuación compartiremos algunos consejos que pueden ser útiles para aquellos roommates que no se conocen mucho o que no han entablado una buena relación desde el inicio. Para todos los roommates en general, es necesario recomendarles que el llevarse bien con aquellas personas que nos rodean es una tarea esencial, no solo para generar un buen ambiente, sino también para sentirnos bien con nosotros mismos.

Establecer reglas y responsabilidades

Para empezar a tener una buena relación entre roommates, entonces es bueno establecer reglas que hagan que la convivencia sea mucho mejor para evitar que uno o el otro se sientan incómodos o surjan ciertas disputas.

Por ejemplo, entre estas reglas podrían estar el no tener una regla establecida para dormir, ya que cualquiera de ellos puede tener tareas pendientes por realizar y no le alcancen las horas para cumplirlas. Otra tarea puede ser el mantener siempre todo en orden y no ensuciar, así como el mantener fresco el ambiente y no concentrado.

Las reglas deben ser equitativas y no deben favorecer solo a uno o solo a algunos y, de hecho, desfavorecer al otro u otros. Todos deben estar de acuerdo a la hora de establecer dichas reglas y así fortalecer los lazos para generar un buen ambiente.

Trabajo conjunto en el aseo y el orden

Puede tratarse de un día a la semana o dos, pero es bueno que se establezcan tareas específicas para cada roommate, desde el barrer el piso, limpiar las ventanas, el baño, desempolvar los muebles y demás tareas.

Para que este consejo no sea tedioso de realizar, entonces deben comprometerse todos a mantener el orden de las cosas y el evitar ensuciar el dormitorio. Cumpliendo este consejo, será fácil tener mucho tiempo de sobra, ya sea para jugar videojuegos o para buscar casinos en línea para aprender a jugar este y otro tipo de juegos.

Compartir tiempo fuera del dormitorio

No es bueno que los roommates estén encerrados en el dormitorio todo el tiempo o se limiten a compartir su tiempo en él, sino que también es aconsejable que se hagan citas fuera de este espacio para fortalecer lazos y entablar una grandiosa amistad.

Entre estas actividades puede estar el realizar ejercicios físicos juntos, ya sea en parques o en canchas deportivas, el ir al cine o a cenar juntos, el visitar a otros amigos o salir de paseo a bares y discotecas para conocerse mucho más.

Entablar conversaciones largas

Cuando todos estén libres de tareas y deberes, entonces pueden platicar juntos en la comodidad del dormitorio, para así conocerse más e intentar transmitirse más confianza. Esto ayudará a generar un ambiente de amistad cada vez más fuerte.

El comentar acerca de lo que ocurre en su entorno o el contarse anécdotas de la vida son aconsejables, sobre todo para que se conozcan a fondo y estén todos cómodos al reafirmar que se encuentran compartiendo un espacio vital y casi personal como un dormitorio.

Pagar juntos los servicios

Si los roommates están fuera de un campus universitario o son personas que comparten una habitación o departamento con un previo acuerdo, entonces será necesario que se ayuden a pagar por los servicios o coordinen fechas para ver a quién le toca cada cierto tiempo.

Esto ayudará a que se ayuden mutuamente en el tema económico, pues servirá para que no se sufra la carencia de servicio como la luz, el internet, el agua, gas, entre otros. Cuando las personas saben establecer bien sus reglas y compartir responsabilidades, las relaciones perduran por mucho y no se presentan problemas de ningún tipo.

Bajo todos estos consejos compartidos, es bueno que cada roommate también aprenda a compartir las cosas y a pensar a futuro, es decir, aprender a convivir invitando desde un plato de comida, compartiendo la clave del wi-fi y hasta, quien sabe, compartir algunas prendas de vestir como abrigos, sombreros, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *